Perdonen que no me levante

12 junio, 2012

Como todos los reyes


Seda -dijo Garion el segundo día, deslizándose hasta el banco donde el hombrecillo de rostro de hurón estaba adormilado.
-¿Sí, muchacho? -respondió el aludido, incorporándose.
-¿Qué clase de persona es el rey?
-¿Qué rey?
-El de Sendaria.
-Un hombre estúpido… como todos los reyes. –Seda se echó a reír-. Los reyes sendarios son tal vez un poco más estúpidos, pero es lógico que así sea.
 

La senda de la profecía (Libro I de Crónicas de Belgarath), de David Eddings
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: