Perdonen que no me levante

26 junio, 2012

Las cosas simples siempre son las más difíciles de explicar

-Quizá sea mejor que aprenda un poco más sobre este asunto -dijo Garion por fin.
-No es mala idea. ¿Qué es lo que quieres saber?
-Supongo que todo.
-Me temo que eso llevará mucho tiempo -rió el señor Lobo.
A Garion se le paralizó el corazón.
-¿Es tan complicado?
-No, en realidad es muy simple, pero las cosas simples siempre son las más difíciles de explicar.
-Eso no tiene sentido -protestó Garion, un tanto ofuscado.
-¿Ah no? -repuso Lobo, mirándolo con expresión divertida-. Entonces, permíteme que te haga una pregunta simple: ¿Cuánto es dos más dos?
-Cuatro -se apresuró a contestar Garion.
-¿Por qué?
Garion vaciló un momento.
-Simplemente es así -respondió sin convicción.
-Pero ¿por qué?
-No hay razón. Simplemente es así.
-Siempre hay una razón para todo, Garion.
-Muy bien, entonces, ¿por qué dos más dos son cuatro?
-No lo sé -admitió Lobo-. Pensé que tal vez tú lo sabrías.

La luz del Orbe (Libro III de Crónicas de Belgarath), de David Eddings
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: