Perdonen que no me levante

23 mayo, 2012

998

Filed under: Encuentros en la Tercera Fase — ummo @ 17:25
Tags: ,

—Se dice que eres el noningentésimo nonagésimo octavo Lord Comandante de la Guardia de la Noche.

Danza de dragones, quinta parte de “Canción de hielo y fuego“, de George R. R. Martin
Anuncios

25 febrero, 2012

Soy un anciano

Filed under: Encuentros en la Tercera Fase — ummo @ 8:49
Tags: ,

—Tan sólo querría haceros una pregunta. Nos habéis servido con lealtad, es cierto… Pero Varys me dice que vuestro hermano cabalgó con Renly y luego con Stannis, mientras que vuestro señor padre decidió no convocar a sus vasallos y permaneció tras los muros de Timón de Piedra durante toda la guerra.
—Mi padre es un anciano, mi señor. Ya hace mucho que cumplió los cuarenta. Sus días de luchar pasaron hace mucho.

Festín de cuervos, cuarta parte de “Canción de hielo y fuego“, de George R. R. Martin

11 febrero, 2012

Soy un monstruo

Filed under: Encuentros en la Tercera Fase — ummo @ 11:21
Tags:

Sí, soy un monstruo. Es la primera vez que no me da pena que un niño muera.
Bueno, la verdad es que era un niño repelente y merecía morir. Lo malo es que no hubiera muerto antes y se habría evitado mucho sufrimiento, que el niño era más malo que Damien.
¿Que quién era? Joffrey Baratheon, por supuesto.

Su alce

Filed under: Encuentros en la Tercera Fase — ummo @ 11:12
Tags:

—Es la Puerta Negra. —Sam se dio un tironcito de la raída lana negra de la manga—. Sólo la puede abrir un hombre de la Guardia de la Noche, nos lo dijo él. Un Hermano Juramentado. Con esas mismas palabras lo dijo.
—Él. —Jojen frunció el ceño—. ¿Ese… Manosfrías?
—No era su verdadero nombre —dijo Elí mientras mecía al bebé—. Es como lo llamábamos Sam y yo. Tenía las manos frías como el hielo, pero él y sus cuervos nos salvaron de los hombres muertos, nos trajo hasta aquí a lomos de su alce.
—¿Su alce? —dijo Bran, maravillado.
—¿Su alce? —dijo Meera, sobresaltada.
—¿Sus cuervos? —dijo Jojen.
—¿Hodor? —dijo Hodor.

Tormenta de espadas, tercera parte de “Canción de hielo y fuego“, de George R. R. Martin

17 noviembre, 2011

Juego de Tronos

Filed under: Sexo, mentiras y cintas de vídeo — ummo @ 22:35
Tags: ,

La sangre caliente le llenó la boca y le corrió por la barbilla. El sabor estuvo a punto de provocarle arcadas, pero se obligó a masticar y a tragar. El corazón de un semental haría que su hijo fuera fuerte, rápido y arrojado, o eso creían los dothrakis. Pero sólo si la madre se lo conseguía comer entero. Si se atragantaba con la sangre o vomitaba por la carne, los presagios no serían tan favorables. El niño podría nacer muerto, o débil, o deforme, o hembra.

28 octubre, 2011

¿Por qué lees tanto?

Filed under: Sexo, mentiras y cintas de vídeo — ummo @ 16:45
Tags: ,

—¿Por qué lees tanto?
     Tyrion alzó la vista al oír aquella voz. Jon Nieve estaba a poca distancia de él y lo miraba con curiosidad. Cerró el libro, dejando dentro el dedo para marcar la página.
     —Mírame bien y dime qué ves.
     —¿Es un truco o qué? —El chico le lanzó una mirada desconfiada—. Te veo a ti, Tyrion Lannister.
     —Para ser un bastardo estás muy bien educado, Nieve —dijo Tyrion con un suspiro—. Lo que ves es un enano. ¿Qué edad tienes, doce años?
     —Catorce —dijo el chico.
     —Catorce, y eres más alto de lo que yo seré en la vida. Tengo las piernas cortas y retorcidas, y me cuesta caminar. Necesito una silla de montar especial para no caerme del caballo. Por cierto, la diseñé yo mismo, ya que hablamos del tema. Tenía que elegir entre eso o ir en poni. Tengo fuerza en los brazos, pero también son cortos. Nunca seré un espadachín. Si hubiera nacido en una familia de campesinos seguramente me habrían abandonado a la intemperie para que muriera, o me habrían vendido como monstruo de feria. Pero soy un Lannister de Roca Casterly, y eso que se perdieron las ferias. Se esperan cosas de mí. Mi padre fue Mano del Rey veinte años. Después resulta que mi hermano mató a ese mismo rey, ironías de la vida. Mi hermana se casó con el nuevo rey, y ese odioso sobrino que tengo será rey tras su muerte. Debo hacer algo por el honor de mi casa, ¿no te parece? Pero, ¿qué? Puede que tenga las piernas cortas en relación con mi cuerpo, pero la cabeza la tengo demasiado grande, aunque yo prefiero pensar que es del tamaño adecuado para mi mente. Tengo una idea bastante precisa de cuáles son mis puntos fuertes y mis puntos débiles. Mi mejor arma está en el cerebro. Mi hermano tiene su espada, el rey Robert tiene su maza, y yo tengo mi mente… Pero una mente necesita de los libros igual que una espada de una piedra de amolar, para conservar el filo. —Tyrion dio un golpecito a la tapa de cuero del libro—. Por eso leo tanto, Jon Nieve.

Juego de tronos, de George R.R. Martin 

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: